Elegir un buen socio es una de las cuestiones que deberás decidir antes de montar un negocio, aunque típicamente será resuelta en el momento de la búsqueda de financiación, es si quieres asociarte. Dependiendo del tipo de negocio no podrás llevarlo a cabo tú sólo/a así que, si requieres de un socio, lo fundamental será un acuerdo previo que defina todos los aspectos. El, somos muy amigos no hace falta todo esto, es el inicio de una historia con trágico final.

Vencer el miedo inicial y tipos de socio

Una de las cosas que decante en asociarse a un empresario, y en especial a emprendedores novatos, es la seguridad. Sobre todo, si el nuevo emprendedor ha dejado atrás la seguridad de un trabajo por cuenta ajena, los más inexpertos buscan compañeros de viaje más por la aversión al riesgo que por verdadera necesidad

Si pudiéramos hacer una encuesta a empresarios con mucha experiencia veríamos que una abrumadora mayoría diría que prefiere comenzar el proyecto emprendedor él sólo, ya que, en general, lo aportado por el socio no compensa los problemas empresariales que pueden llegar a suceder. Si te encuentras en esta disyuntiva es fundamental pensar con calma por qué necesitas un compañero y, si es así, cómo debe ser.

socio molaunweb

 

Existen dos tipos de socio; El capitalista y el ejecutivo

El socio Capitalista: Es aquel que aporta dinero para el correcto funcionamiento del proyecto pero que no interfiere en el día a día del negocio. Suelen querer una rentabilidad en corto espacio de tiempo y suelen pedir una serie de garantías para asociarse en tu iniciativa.

El Socio Ejecutivo: Es aquel que, además de aportar dinero, trabaja en el negocio. Suele aportar menos dinero que el primero y, además, formará parte de todo el desarrollo y consolidación del proyecto. Sin embargo, suele pedir menos garantías y el retorno de la inversión se puede espaciar mucho en el tiempo.

Lo importante será tener en cuenta el perfil de cada candidato. La importancia de diversidad de talentos es clave. Si no existe variedad no hay suma, las tareas se solaparán dejando otras descuidadas y la relación personal se acabará deteriorando.

 

Cómo escoger socio (3 puntos importantísimos)

  1. El peor error, y el más común, es querer invitar porque sí a conocidos, familiares y amigos sin tener en cuenta de si van a aportar valor a tu proyecto. Un socio es un recurso más, pero el más importante ya que, es el más caro (se remunera con un porcentaje de nuestras ganancias) y puede llegar a destruir nuestra iniciativa.
  1. Otro punto a tener en cuenta es esencial conocer los antecedentes de nuestro socio, sobretodo que no tenga problemas financieros que puedan dificultar el acceso a un crédito.
  1. Ser socios es compartir los riesgos y los triunfos al 50%, pero, siempre debe de haber una persona que lidere el equipo y tenga la última palabra en relación con lo que hay que hacer. Por ello, antes de comenzar la relación, hay que pactar de manera clara esto, de manera que, en un futuro evitar problemas.

 

Cualidades que debe tener un buen socio

Conoce su escala de valores

Es preferible tener un socio mediocre que uno brillante siempre que esté mejor alineado con tus principios. Piensa que vas a compartir tu preciado proyecto es necesaria una relación estable, responsable donde impere la generosidad y la confianza.

Complementariedad

Lo he dicho antes, pero vamos a repetirlo, no puedes elegir a una persona que sepa lo mismo que tú, no escojas a un compañero de carrera si no sois de perfiles muy diferentes. Está más que comprobado que las empresas que prosperan están compuestas por líderes que se complementan.

Aportación real a la empresa

La persona con la que te asocies debe ser alguien cuya opinión te merezca respeto y que sus decisiones se traduzcan en beneficios concretos. Si continuamente desmereces sus esfuerzos, ideas o planes sólo abrirás las puertas al mal ambiente y a las traiciones corporativas.

A %d blogueros les gusta esto: