¿Es un buen momento para lanzar mi tienda online? La mayoría de los clientes con los que hablo me instan y repiten esta cuestión una y otra vez. Por ello, para ayudarles a ellos y a todos vamos a repasar cual es el mejor momento para que una empresa de el salto a sitio de ventas on line.

El comercio online o tienda online es un desafio para muchas empresas. Principalmente para pymes que desean incrementar sus ventas

¿En qué punto debe encontrarse una pyme para valorar si su negocio puede beneficiarse de dar el salto a una tienda online?

El primer punto es la inversión: Este cambio o avance supondrá un desembolso, que supondrán un gran beneficio pero, que es necesario afrontar. Diseño, adaptación del inventario, logística, publicidad… son sólo algunos gastos que el emprendedor va a encontrarse al poco de iniciar esta aventura.

El segundo punto será la organización: Si tu negocio funciona a base de papelitos encima de la mesa y la memoría de cabeza para gestionar los pedidos el comercio online no te servirá para nada. Todos los procesos deben de estar bien trabajados para que esta ampliación no suponga un estrés innecesario.

Tercer punto: Saber gestionar diferentes tipos de clientes. Tu empresa comenzará a dirigirse a otro tipo de clientela, muy diferente al que se acerca a tu tienda, y con necesidades muy diferentes.

tienda online, marketing

¿Qué tipo de negocios se pueden beneficiar más de este salto?

Pese a que el comercio online se ha extendido por toda clase de negocios o servicios, son las reservas online las que se llevan la palma; viajes, transportes, espectáculos o restaurantes… También el comercio de retail como tecnología, ropa, clazado, cosmética y diferentes negocios basados en el catálogo de venta.

Todo cuanto pueda transformarse en información puede viajar a través de Internet, almacenarse y procesarse con un gran rendimiento. Se realizan las inversiones necesarias para obtener la información y para alcanzar el conocimiento y los medios materiales y humanos necesarios para manejarla. Internet pone a nuestra disposición un público mucho más grande con el que es más sencillo amortizar la inversión que requiere alcanzar ese conocimiento.

¿Qué ventajas posee el comercio electrónico?

Se trata sobretodo de una oportunidad en la comunicación de la empresa. Tu negocio endrá un nuevo canal de difusión y, dentro de este, la venta del producto es el elemento central.

Eso es muy importante porque es una buena oportunidad para que terceras personas puedan interesarse en la actividad de la empresa, conociendo cómo vende digitalmente sus productos. Puede ser, por ejemplo, una vía para encontrar socios, financiación ajena, proveedores, acuerdos de colaboración con otras empresas y, por supuesto, nuevos clientes. Y no es necesario que esas personas se desplacen a nuestro local para un contacto exploratorio.

Otra gran ventaja será el crecimiento de nuestro negocio, venderemos a clientes de cualquier parte, no sólo aquellos que se acerquen a nuestro establecimiento. Además de segmentar las diferentes campañas de publicidad que hagamos. La deslocalización es una de las principales ventajas del comercio online, que permite llegar a públicos que, presencialmente, no serían alcanzables de otra forma.

Una oportunidad importante del comercio electrónico es la de orientar cada día más la empresa al cliente. Internet ofrece mecanismos de constatación de que el público de la empresa está contento, lo que contribuye a rentabilizar las actitudes de las empresas que más se orientan al cliente.

 

¿Qué recursos son necesarios para  nuestra tienda online?

En primer lugar, es necesario una solución de comercio electrónico. Hay un mundo de posibilidades y es importante reflexionar sobre cuál es la adecuada para cada caso. Dependerá de muchos factores como:

  • De qué manera se integre el CMS de nuestra web.
  • La integración con el correo electrónico.
  • La adaptación a los programas de gestión de las relaciones con los clientes.
  • Los métodos de pago.
  • La contabilización de las operaciones.
  • La facturación.
  • La usabilidad móvil.
  • El análisis de los datos de navegación y compra de la tienda online.
  • Las soluciones que se puedan implementar para la gestión de las devoluciones.
  • La realización de los inventarios.
  • El seguimiento de los envíos.
  • El estudio de la participación concreta de los diferentes trabajadores en cada uno de los procesos e iniciativas de comercio electrónico.
  • Si está administrada por la propia empresa o por terceros.
  • Etc.

Para elegir la solución perfecta para cada negocio, se debe plantear el coste. Pero también la flexibilidad que sea la solución para efectuar cambios, las funcionalidades que tenga y las posibilidades que se tengan para integrar otras funcionalidades.

Para evitar problemáticas causadas por el desconocimiento del sector, es fundamental contar con especialistas en el mundo del e-commerce que sepan guiar en el proceso de creación de la tienda online

tienda-online-molaunweb

 

¿Puede la tienda online servir para retener y ampliar la clientela presencial?

, desde luego. En el comercio presencial una de las tendencias más asentadas es la de los clientes ROPO (Research Online, Purchases Offline). Es decir, clientes que investigan en las tiendas online antes de realizar presencialmente la compra.

Evidentemente, habrá una parte de clientes que, aunque investigan en la tienda online, acaben comprando presencialmente en los comercios de la competencia. Por eso uno de los retos es retener a los clientes que se interesan por la tienda online.

La reputación online es un elemento esencial al retener a los clientes presenciales. Si se presta un servicio acorde a las expectativas generadas, los clientes online lo sabrán reconocer y los clientes presenciales verán reforzada su intención de comprar en el establecimiento físico.

El comercio online es una sucesión de retos organizativos, cuya superación contribuye a mejorar la empresa. Es una plataforma para manejar nuestro conocimiento de la actividad que desarrollamos al servicio del cliente que puede ser muy beneficiosa para ambos y para la economía en su conjunto.